< CIESPAL
MENUMENU
Primer hackatón sobre violencia de género se realizó con niños entre 12 y 14 años en distintas zonas del país

En nuestros días es común escuchar la palabra Hackatón pero no todos sabemos a qué hace referencia. Según Wikipedia, “proviene de la fusión de dos términos: maratón y hacker”. Podemos complementar esa descripción y señalar que es una experiencia colectiva que busca desarrollar aplicaciones y compartir conocimientos de forma colaborativa en un lapso corto de tiempo para plantear soluciones a ciertos temas o problemas cotidianos.

Esta metodología fue utilizada para que cerca de 100 niños y niñas entre 12 y 14 años reflexionen sobre la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. La hackatón inició con la frase “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”. Es la primera hackatón con niños y niñas sobre violencia de género, se llevó a cabo en Quito,   Ibarra y en las parroquias de Cristobal Colón (Carchi), Cuatro Esquinas y Santa Rosa (Tungurahua), permitiendo descentralizar el uso de la tecnología en las urbes.

El objetivo de estos cinco hackatones fue establecer una dinámica horizontal e intensiva, donde los participantes, a través de experiencias y habilidades individuales, desarrollaron soluciones concretas para enfrentar la violencia de género en el Ecuador, tomando en cuenta que en nuestro país 6 de cada 10 mujeres, de 15 o más años, han sufrido una o más agresiones físicas, psicológicas, sexuales o patrimoniales.


En materia de acceso a la investigación, a escala mundial las mismas se intensifican, siendo así, que cada cinco estudiantes de Tecnología y Ciencia tan solo una es mujer, asimismo, las mujeres ocupan solo el 29% de los puestos en la investigación.  

A fin de enfrentar esta realidad se realizaron estos hackatones, donde los docentes promovieron un trabajo colaborativo entre pares, orientado a conocer cómo ven los niños y niñas a la violencia de género, para luego graficar esta situación en cartulinas y posteriormente  realizar una animación simple, insumo indispensable para realizar un videojuego básico, que debe incluir la presentación de una situación y una posible solución a la misma. Se utiliza lenguajes de programación que permiten humanizar y tener más oportunidades dentro del uso de la tecnología.

A más de reflexionar sobre este problemática, estos encuentros buscan que los niños y niñas participantes aprendan a usar Scratch, un lenguaje de programación que se utiliza con fines didácticos para crear animaciones de forma sencilla, sin la necesidad de tener conocimientos previos sobre código o programación.

“El hackatón es un formato colaborativo que pretende dar solución a un reto o a un problema. El que desarrollamos con Childfund tiene algunas particularidades: se realiza con niños y niñas entre 12 y 14 años y el reto no es el diseño de aplicación sino reflexionar y hacer propuestas para tener sociedades y relaciones más equitativas basadas en el respeto. Las animaciones diseñadas son muy sencillas”, manifestó Rubén Zavala del Medialab de CIESPAL.

CIESPAL, desde sus inicios, ha sido un centro de formación y capacitación de comunicadores, periodistas y profesionales. En esta oportunidad abrió sus espacios para que niños y niñas de San José de Minas, una de las treinta y tres parroquias que conforman el Distrito Metropolitano de Quito, construyan conocimiento a través de sus experiencias, realidades y habilidades.

Entre los resultados planteados por los participantes destacaron la igualdad de condiciones que deben tener tanto hombres como mujeres y la necesidad de incluir a estas últimas en distintos espacios sociales, laborales y académicos.

«Debemos incentivar a que más niñas realicen programación de videojuegos y animaciones. Con este hackatón buscamos demostrar y socializar que hombres y mujeres estamos en igualdad de condiciones, y somos capaces de realizar cualquier actividad «, precisó Janet Cruz, directora de Childfund, organización que apoya a que niñas y niños ejerzan sus derechos, mejoren sus condiciones de vida y se conviertan en líderes que generen cambios positivos en sus comunidades.

Ibarra: Para vivir en un mundo en paz debemos respetar el derecho de las mujeres y de los hombres por igual

En esta ciudad, el organizador del hackatón fue la Federación de Organizaciones Comunitarias de Imbabura (FOCI), que convocó a estudiantes de varias unidades educativas del sector, quienes a través del uso de la tecnología diseñaron historias interactivas para prevenir la violencia de género. Uno de los temas identificados por los participantes fue el bullying en las escuelas y colegios.

Algunas de las propuestas planteadas por los niños y niñas de esta ciudad estaban relacionadas con la denuncia de los ataques psicológicos contra mujeres y, sobre todo, aceptar con respecto la diversidad de las personas. Asimismo, propusieron que las capacidades para realizar un deporte no pueden ser motivo de discriminación contra la mujer.

“Los hombres siempre han tenido más privilegios que las mujeres. Todas las personas deberíamos tener los mismos derechos y posibilidades por igual”, enfatizó Pamela, lo que fue complementado por Luis, quien aseguró que también es importante “garantizar la igualdad de condiciones para todos en el trabajo, sin importar el género, la edad o de la ciudad que uno viene”.

Carchi: Respeto, división de tareas y no poner apodos entre hombres y mujeres

“Qué bueno que ustedes tengan la posibilidad de programar. Aprovechen estos conocimientos de programación que van a aprender, estos les será de mucha utilidad en el futuro”. Con estas palabras Teresa Ramos, rectora de la Unidad Educativa Cristóbal Colón de Carchi, dio la bienvenida a cerca de 20 niños y niñas que participaron en el tercer hackatón al norte del país.

En este espacio, los participantes identificaron que el aseo del hogar no solo debe ser una tarea de niñas, sino también de los niños porque todos estamos en igualdad de condiciones. Otro de los temas planteados fue: “No solo las niñas deben ir a comprar a la tienda, también pueden hacerlo los niños”, como lo propuso Kamily.

Las historias buscaron resaltar la igualdad de género, fue así que una de las potenciales soluciones planteadas por Danahe fue que “No hay tareas que solo las mujeres o los hombres pueden hacer. Como son iguales, los dos pueden hacer cualquier actividad”.

“Desde el Medialab de CIESPAL hemos apostado por el uso de la tecnología en niños y niñas para mostrar problemáticas sociales e interculturales”, destacó Iván Terceros, productor general, durante esta jornada.

Cuatro esquinas: Nadie más y nadie menos

“En Cuatro Esquinas, la mayoría de la población es indígena y gran parte son mujeres y niñas que han sido relegadas de la tecnología, por eso es que junto a ChildFund y CIESPAL buscamos contagiar a ellas de que puedan hacer uso de la tecnología y puedan acercarse más a las oportunidades. El enfoque de género debe empezar también desde las localidades, desde las poblaciones más aisladas”, resaltó Daniel Casaña, coordinador de la Corporación de Asociaciones de Cotopaxi y Tungurahua (CACTU).

Entre las propuestas planteadas por los niños y las niñas se encuentran:

·       Los hombres y las mujeres deben realizar las mismas tareas en el hogar. Nadie más y nadie menos.

·       La tecnología es un recurso presente en nuestra sociedad, por ende se debe aprovechar para acortar las brechas de género.

·       La mujer no debe ser la única persona que se encargue de las tareas del hogar. El hombre también debe hacerlo, incluso los niños y niñas.

·       No está bien que un hombre maltrate a una mujer. Como hombres debemos apoyarlas en todo.

·       Los hombres y mujeres tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones.

Santa Rosa: El respeto es la base de todo

 


“Hoy es un día muy particular porque vamos a hablar de nuestros derechos como niños y niñas. Socialmente, las mujeres han tenido un trato distinto al hombre. Hoy vamos a proponer soluciones a ese problema”, destacó Ximena Pabón de CACTU, al iniciar la jornada de trabajo.  

Por su parte, Christian Guayasamín del Medialab de CIESPAL indicó que el objetivo del encuentro en esta parroquia era analizar esos mitos de que los hombres son mejores que las mujeres, que las mujeres solo deben usar el color rosado, que los hombres pueden salir y quedarse hasta más tarde. Con Scratch vamos a proponer soluciones.

Algunas de las propuestas planteadas por los y las participantes fueron:

1.     Hombres y mujeres son iguales. El respeto debe ser la base de toda relación que se establezca entre ellos.

2.     Hombres y mujeres deben apoyar en las tareas del hogar.

3.     Las mujeres no deben ser maltratadas por los hombres.

4.     Todos debemos tener derecho a estudiar.

5.     Los juguetes no solo son para mujeres o para hombres. Todos los niños deben poder jugar con los mismos.

Estos hackatones promueven los derechos de niñas y niños. La violencia de género es un problema real y debemos generar estrategias adecuadas para construir un mejor presente.




CIESPAL 2019

Av. Diego de Almagro N32-133 y Andrade Marín
Telf:(+593) 25548011
Quito-Ecuador
info@ciespal.org